Historia

Historia El 9 de Mayo de 1958, un grupo de líderes del sector de la construcción, representantes de las empresas más representativas del medio, fijaron como fecha de inicio de las actividades de la Cámara Peruana de la Construcción - CAPECO.

De esta forma se culminaban exitosamente las reuniones iniciadas en Diciembre de 1957 a iniciativa de los Ings. Carlos Costa Elice, Alejandro Graña Garland y Max Peña Prado, dando origen a una asociación civil, sin fines de lucro, de carácter gremial, cuyos principios rectores quedaron establecidos desde aquélla época y continúan vigentes, dada su gran visión de futuro.

El fomento, desarrollo, protección y defensa de la industria de la construcción en el país, de los planteamientos gremiales y profesionales de sus asociados y su mejoramiento social, económico y moral, constituyen pilares del actuar institucional en procura de lograr una organización dinámica que reúna a los agentes económicos de la construcción, cree entre ellos lazos efectivos de solidaridad, y les brinde servicios comunes. Todo con el propósito de propiciar el desarrollo del país a través de la construcción.

Correspondió a Jorge Montero Muelle, ejercer la Presidencia en esta primera etapa organizativa y orientadora de las acciones que a futuro tendría que realizar CAPECO.

En Mayo de 1960, fue elegido Presidente Luis Guiulfo del Río, el cambio de Estatuto que se realizó durante su mandato, permitió el ingreso de asociados de actividades conexas y, con ello la consolidación de la institución que aumentó su membresía rápidamente.

CAPECO efectúa permanente gestión ante las autoridades en temas referidos a licitaciones públicas donde expresa que las obras deben ser contratadas previo este procedimiento, el otorgamiento de la buena pro al promedio de las ofertas y la creación de una Consejo de Licitaciones, con participación del sector privado, como última instancia administrativa.

En 1960 CAPECO participa en el Segundo Congreso de la Industria de la Construcción en la ciudad de México en donde las Cámaras de la Construcción Latinoamericanas dan origen a la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción - FIIC, suscribiendo el acta de constitución.

En 1961, el Reglamento General de Licitaciones y Contratos de Obras Públicas es publicado, recogiendo la propuesta formulada respecto al otorgamiento de la buena pro.

En ese mismo año CAPECO, en representación de los empleadores, integra la junta tripartita nacional de construcción, que tiene por objeto atender los pliegos de reclamos de los trabajadores del sector.

Asimismo, en el campo interno institucional se crea la Filial de Arequipa que sería el inicio de otras en los principales departamentos del país, se brinda el servicio de asesoría legal a los asociados, y aparece el primer número de la Revista Construcción e Industria.

José Carlos Silva asume la Presidencia de CAPECO. Se organiza la Primera Convención Nacional de la Industria de la Construcción. Se entrega al Gobierno un proyecto de Reglamento para los reintegros automáticos por variaciones de precios en los materiales. Se expresa satisfacción por acción del Banco de la Vivienda del Perú y de las Cajas de Ahorro y Préstamo para Vivienda, sin dejar de mostrar disconformidad por la expedición de un Reglamento Especial para la Junta Nacional de la Vivienda.

En Octubre de 1964, se organiza el IV Congreso Interamericano de la Industria de la Construcción con asistencia de cerca de 400 delegados, representantes de 15 países y concurrencia del Presidente de la República.

Igualmente, se lleva a cabo el Primer Seminario Latinoamericano de Investigación y Estadísticas de la Construcción, cursos de Productividad y Eficiencia.

En 1965 fallece el recientemente elegido Presidente de CAPECO Fernán Moncloa F. Su primer vicepresidente Oscar Garibaldi P. asume la conducción de la entidad.

Fue un periodo de crecimiento sectorial proveniente de las acciones que desarrollaba el Banco de la Industria de la Construcción, el Banco Hipotecario del Perú, el Banco de la Vivienda y el sistema mutual. En 1968 se afirmaba estarse viviendo una época de auge de la construcción aún cuando existían problemas tales como aumento de los precios y escasez de materiales, presupuestos bases por debajo de los costos reales, bajo rendimiento de la mano de obra, excesivas cargas tributarias desigual competencia de las empresas foráneas.

En el mismo periodo se instala la Comisión Nacional de Productividad en la Industria de la Construcción, se crea la Comisión Reguladora de Precios de la Construcción y se expide la ley que permite el reintegro por alza de materiales.

En 1968 el sector vive una crisis extrema que conlleva a que la Asamblea General de Asociados cree un Comité de Emergencia para afrontar las graves circunstancias. En Abril de ese mismo año se aprueba el Reglamento para la aplicación de los Rendimientos Mínimos de la mano de obra. Posteriormente, el Gobierno recoge planteamientos formulados y expide normas promotoras para las viviendas de interés social, habilitación urbana y construcción de viviendas, préstamos para mejoras por ls mutuales y declaración de preferente interés nacional a la industria de la construcción. En Setiembre de 1968, Oscar Garibaldi P., Presidente de CAPECO, es elegido Presidente de la FIIC por los empresarios latinoamericanos, en el VI Congreso Interamericano de la Industria de la Construcción realizado en Colombia. Oscar Garibaldi ejerció por dos años ese cargo, de manera destacada.

En el último trimestre de ese año, CAPECO advierte sobre la necesidad de proseguir con los programas de inversión y el cumplimiento del principio de la licitación pública para la ejecución de obras, como la Variante de Pasamayo. Asimismo plantea la creación del Ministerio de Vivienda y Construcción, propuesta que es recogida por el Gobierno en el mes de Diciembre a través de la norma pertinente.

En marzo de 1969 asume la Presidencia de CAPECO Eduardo Chueca Ferreyra, cuya gestión estuvo caracterizada por la presentación de diversos estudios relacionados con la vivienda y el desarrollo urbano, la reiterada defensa del cumplimiento del principio de la licitación pública y de la propiedad privada que permitieron lograr la afirmación que en el Perú no se implantaría la reforma urbana.

En 1970 existe un repunte de la actividad de construcción, se promulga el nuevo Reglamento Nacional de Construcciones y se crea una Comisión Permanente de su actualización con representantes de CAPECO. Paralelamente dos misiones técnicas de la institución viajan a Francia invitadas por ese Gobierno para estudiar sobre la vivienda económica y avances constructivos.

En el año siguiente, en el mes de Marzo asume la Presidencia Guillermo Bruce C. y coincidente con los lineamientos gremiales, se dicta la norma de otorgamiento de la buena pro por doble promedio y en mesa. En Diciembre se inaugura el Edificio CAPECO que permite a la entidad contar con instalaciones adecuadas y propias. Las Cámaras del Area Andina se reúnen por primera vez en Lima y aparece el primer número del Anuarium de la Construcción. La presencia nacional de CAPECO se revitaliza con la Filiales de Arequipa, Cusco y Trujillo

En Marzo de 1973 asume la Presidencia Guillermo Noriega Ballester. Durante su gestión se crea la Filial de Piura y se logra que, ante la carencia de reintegros que afectaban la capacidad financiera de las empresas, se autorice la apertura de una línea de crédito promocional en el Banco de la Vivienda del Perú para las empresas ejecutoras de obras públicas.

En ejercicio de la Presidencia Jaime Olaechea A.C. en 1975, tocóa a CAPECO efectuar una defensa pública de lo que significa la empresa privada, el ejercicio libre y responsable de la actividad empresarial, y las consecuencias negativas de lo que significaba una decisión como la de establecer que sea una empresa estatal la única que pudiera comercializar los terrenos urbanos.

En 1976 se instaló el primer Consejo Directivo del Servicio Nacional de Capacitación - SENCICO. Se concede la Presea FIIC a Oscar Garibaldi P. CAPECO continúa formulando planteamientos sectoriales que logran tener éxito al dictarse medidas promocionales para las viviendas económicas

El año 1977 fue uno de crisis sectorial, CAPECO pugnó para que las empresas nacionales contaran con legislación que les permitieran contratar en condiciones similares a las extranjeras. Tras intensas gestiones se obtuvo la expedición de una norma que implantó el sistema de reajuste automático de precios por fórmulas polinómicas, y la participación obligatoria de las empress nacionales en la ejecución de obras públicas.

Continuó la crisis en 1978, CAPECO obtuvo la reprogramación de las obras públicas y que el Banco Central Hipotecario pudiera prestar hasta el 90% del valor de las viviendas económicas de nivel mínimo.

Bajo la Presidencia de Ramón Ponce de León en 1979 se obtiene una fundamental conquista jurídica, con base a la propuesta presentada por CAPECO, la Asamblea Constituyente incorpora en el texto de la Carta Política el principio de la obligatoriedad de la licitación pública. Paralelamente se logra el otorgamiento de crëditos blandos para los promotores de vivienda en el Banco de la Vivienda del Perú, la derogación de la norma que autorizó el pago de reintegro en bonos, y la creación del Fondo Nacional de Vivienda-FONAVI.
En Julio de 1980 asume la presidencia institucional Carlos Chávez G., al incorporase al Senado Ramón Ponce de León. Durante su periodo concordante con la propuesta formulada se promulga el Reglamento Unico de Licitaciones y Contratos de Obras Públicas y se crea el sistema de crédito denominado Hipoteca Social.

En 1981, bajo la Presidencia de Julio Piccini M. , CAPECO efectúa intensa actividad en defensa de la empresa constructora nacional, lograr que el sector recupere su nivel ministerial. Se logra que se le otorgue fuerza de ley al Reglamento Unico de Licitaciones y Contrataciones del Estado, que el pago delos atrasos de ls obras públicas fuese en bonos los que eran factibles de descontar hasta en un 80%.
En 1983 se celebran los 25 años institucionales, con la presencia en Lima del renombrado arquitecto Kenso Tange. En el ámbito local se obtiene que las obras de reconstrucción fueran por licitación pública y que el alquiler de maquinaria y equipo del Ministerio de Transportes sea por concurso público.

En 1984 dentro del Código Civil se regula por primera vez el contrato de obra y se norma los casos de responsabilidad del contratista por defecto de construcción pero no por fallas en el diseño o de terceros. Se celebra en Lima el XIV Congreso Interamericano de la Industria de la Construcción eligiéndose a Julio Piccini M. como Presidente de FIIC. Asimismo se otorga la Presa FIIC a Ramón Ponce de León.

En Setiembre de 1985 en Suiza, se elige a Julio Piccini M. como Presidente de la Confederación Mundial de Asociaciones de Constructores-CICA.

En el Perú, luego de muchos años de esfuerzo se constituye la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas-CONFIEP, siendo elegido Julio Piccini M. como su primer Presidente.

En 1986 se obtuvieron algunos logros significativos, la actualización del costo computable de los activos, la disminución de las obras por administración directa y la catalogación de la construcción como exportación no tradicional.

En 1987 CAPECO expone ante la Comisión de Asuntos Económicos y Financieros -CIAEF un Plan de Emergencia Prioritaria En 1988 ante la gravedad de la crisis económica nacional se emiten pronunciamientos planteando alternativas y correcciones. La inflación era incontrolable.y la subversión ganaba terreno.

En 1989 asume la Presidencia Jorge Camet, algunas disposiciones se expiden en ese periodo aunque insuficientes dada la gravedad de la crisis, el reajuste de ls valorizaciones a la fecha de pago, la aclaración sobre reajuste de los gastos generales, la eliminación de la doble tributación al SENATI y al SENCICO, y la sustitución de los Bonos de Fomento Hipotecario. En Diciembre de 1989 Jorge Camet es elegido Presidente de CONFIEP.

Desde fines de año y durante todo 1990, se realizó una sostenida campaña en contra del Proyecto primero y Ley después, por el que se creó la Bolsa de Trabajo en Construcción a través de la cual la Federación de Trabajadores en Construcción Civil tenía intervención directa en la contratación del personal en las obras,

La situación económica empeoraba y se producía una paralización de las actividades de construcción. Mario Suito S. asume la Presidencia de CAPECO en Mayo de 1991, cargo que había ejercido desde 1990 de manera interina.

Se dictan disposiciones promotoras de la inversión del sector privado, se declara de necesidad , utilidad pública e interés social la inversión privada en renovación urbana, se fomenta la inversión en construcción, se libera en gran medida los contratos de arrendamiento.

CAPECO demanda la intangibilidad de los recursos del FONAVI, se gestiona la creación de un Banco de Proyectos de Inversión, la reglamentación de la adjudicación directa de obras locales y la privatización del SENCICO. Un cambio importante se produce en la legislación de obras públicas, la buena pro se otorga a la oferta evaluada como la más baja y se abre las licitaciones a todo tipo de postores ean nacionales o extranjeros o asociados.

Se fusiona el Ministerio de Vivienda y Construcción con Transportes y Comunicaciones.

En el mismo año 1992, se deroga la Ley de creación de la Bolsa de Trabajo concluyendo la campaña intensa contra esta disposición inconstitucional. Se presenta estudios para la construcción masiva de viviendas, se reitera oposición a la ejecución de obras por administración directa y se solicita al Congreso Constituyente Democrático se introduzca una mejor redacción al principio de la contratación previa licitación pública. A nivel interno se crea el Instituto de la Construcción y Desarrollo ICD Se efectúa el I Congreso Nacional de la Construcción.

En 1993 asume la Presidencia César Fuentes O. planteándose la aplicación antitécnica del Impuesto Mínimo a la Renta sobre la maquinaria y equipo, se demanda una legislación que reoriente los recursos del FONAVI a su finalidad primigenia y la devolución de los fondos de garantía y Bonos de Fomento Hipotecario retenidos en el BANVIP.

Se crea el Instituto Superior Técnico de la Construcción con CAPECO como entidad promotora. Se efectúa gestiones para solucionar los problemas derivados de la afectación del IGV a las obras públicas, se expresa preocupación por considerar como modalidad de ejecución la administración directa y el encargo. Se ratifica en Asamblea General de Asociados que la negociación colectiva debe ser por obra y no por rama.

En Mayo de 1995 asume la Presidencia José Ortiz Rivera. Se objeta la compra de maquinaria y equipo por el Estado, la ejecución de obras por administración directa y encargo, Se instituye el Premio Anual a la Innovación Tecnológica,

En 1996 la Corte Suprema declara fundada la Acción Popular interpuesta por CAPECO en contra de la norma que pretendía obligar a las empresas constructoras a negociar por rama, y la autoridad laboral emite una nueva resolución acorde con ese temperamento jurisdiccional. Se efectúa la primera versión de EXPOVIVIENDA, feria especializada del sector. Se presenta los lineamientos para una política integral de largo plazo en materia habitacional, basada en un subsidio directo y transparente a la demanda, entregándose el proyecto de ley correspondiente y sustentándolo ante las autoridades pertinentes.

Se elabora una Propuesta de Desarrollo Vial del Sector Privado. Se realiza por primera vez el Estudio de Edificaciones de Lima Metropolitana de Lima y Callao a fin de conocer la oferta de todo tipo de inmuebles y demanda de viviendas. Se requiere al Gobierno para que los recursos del FONAVI sean factibles de utilizar en todo tipo de crédito. Se crea el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Construcción.

En 1997 ante la dación de una nueva Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado CAPECO plantea la modificación del nuemral referente al reconocimiento y pago de intereses. Se dicta una nueva Ley de Habilitaciones Urbanas en cuyaas Comisiones se otorga participación a CAPECO. En Octubre José Ortiz R. es elegido Presidente de la FIIC.

Durante 1998 se despliega intensa actividad ante la creación de MIVIVIENDA. Se reitera la oposición a la adquisición de maquinaria y equipo por parte del Estado. Se cuestiona los requisitos exagerados que en las licitaciones se solicitan y que son marginatorios de las empresas nacionales. En Octubre se realiza el XXI Congreso Interamericano de la Industria de la Construcción.

En Mayo de 1999 asume la presidencia de CAPECO Leopoldo Scheelje M. quien establece como objetivo de su gestión colocar a la entidad de cara al siglo XXI efectuando los cambios administrativos, de optimización de recursos y traslado de sede para brindar a los asociados un adecuado servicio en las mejores condiciones.

En el año 2003 toma la dirección de la institución el Ing. Lelio Balarezo Young quien con su directorio plantean diversos lineamientos de política institucional, los cuales fueron divididos en dos grandes rubros, esto es, sector público y sector privado.

Durante el 2004, 2005 y 2006, ante el grave déficit inmobiliario, se consolida el Programa MIVIVIENDA, con el objetivo de facilitar la adquisición de viviendas a la población en general, especialmente a los sectores de menores recursos. En esta etapa, la participación de la empresas privada, a través de CAPECO, juega un rol muy importante, sobre todo en la búsqueda de la flexibilización de las normas de tal forma que se facilite el otorgamiento de las licencias municipales; esto permite que se puedan realizar las obras sin interrupciones aminorando los costos. De esta forma, se incentiva la formación de un mercado inmobiliario para los segmentos socioeconómicos B y C. Complementariamente, CAPECO crea un sistema de evaluación, a través del cual se busca otorgar la CERTIFICACION CAPECO a las empresas que acrediten que realizan sus actividades bajo estándares de calidad asegurando una satisfacción plena del cliente, así como el buscar la identificación de las empresas formales en el mercado que están en condiciones de dar confiabilidad, respaldo y calidad a sus clientes.

CAPECO siempre ha tenido la firme posición de que el Estado debe ejercer su rol promotor y facilitador del sector privado, asimismo, que se cubrir la brecha en infraestructura básica, para ser cada vez más competitivos y lograr que la economía continúe creciendo. CAPECO, en su estudio “Inversión Privada y Pública en Infraestructura en el Perú, El Camino para Reducir la Pobreza”; resume la evolución que ha tenido la inversión en infraestructura de servicios públicos proveniente del Estado y de las empresas privadas, durante los últimos 35 años. Los datos, cifras y cuadros estadísticos resultantes muestran claramente la poca inversión ejecutada en infraestructura y la relación que existe entre el acceso a la misma, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

Durante el transcurso de estos años la Cámara Peruana de la Construcción ha ido acorde al avance tecnológico mundial así como también a la creciente evolución interna, siempre con un amplio sentido de Responsabilidad Social, entendida ésta el compromiso de mejoramiento de las condiciones de la sociedad a través de la construcción.


© 2017 Capeco Todos los derechos reservados. Términos y Condiciones
made by epictrim