Blog

Los tres cerditos, la ingeniería y la seguridad en construcciones y edificaciones

Los tres cerditos, la ingeniería y la seguridad en construcciones y edificaciones

Para entretener a mi nieto Noah, ingreso a you tube y me encuentro con el antiguo cuento de los tres cerditos “The Three pigs”, trabajando, cantando, danzando, asustándose, huyendo y refugiándose.

Es el mismo cuento que leía a mis hijos Xavier, Wendy, Kory y Joseph cuando eran infantes y aún creían en la inmortalidad de los mosquitos.
Bajo el puente de los años, ha discurrido no sé si mucha o poca agua, plácida y cristalina o turbulenta y barrosa.
Ahora sin las prisas y las urgencias de los años agitados y tempestuosos, la actual visión de los Tres cerditos, me permite algunas reflexiones.
El cuento en su conjunto describe las relaciones de causa y efecto sobre el mundo social y físico que habitamos.

Plantea un problema, un conflicto; al cual las emociones lo convierten en importante y su manejo aporta finalmente una solución viable, pero temporal al conflicto.

Desde el punto de vista de la Ingeniería, los conceptos pertenecen al ámbito de las ciencias,
desarrollados en función a la solución de los conflictos humanos. Estos son: la amenaza externa, la seguridad de las edificaciones, la incertidumbre del entorno y la implicancia de los fenómenos naturales.

En el cuento de los Tres Cerditos, los efectos están determinados por las viviendas y sus
materiales: paja, madera, arcilla; las propiedades físicas de los materiales utilizados: densidad, durabilidad; por las propiedades estructurales de la edificación: la resistencia a las presiones externas; la incertidumbre del entorno: ubicación, suelo, geología, hidrología y los fenómenos naturales; en este caso, la fuerza y dirección del aire, que puede convertirse en ventarrones, huracanes o tornados y sus efectos colaterales, como inundaciones, bloqueo de caminos e interrupción de la comunicaciones, entre otros.

Si planteamos el tema con una mirada desde la Seguridad en Construcciones y Edificaciones,
podemos definir y sostener algunos conceptos:

La Amenaza es el lobo feroz, un factor potencialmente perturbador y capaz de ocasionar daños tangibles a la vida de los tres cerditos y sus propiedades.

Quien teme al lobo feroz…la la la la … quien teme. Deberíamos.

En la vida real, las amenazas pueden ser: un sismo, una inundación, un huracán, una conmoción social; es decir cualesquier evento socio-natural factible de ocurrencia, sobre un conglomerado social, que genera zozobra y daños entre la población y su entorno.

Otro detalle es la Vulnerabilidad, definida como la menor o mayor capacidad de prevención, de
respuesta y contingencia que desarrollaron los tres cerditos, como actores y también con sus
viviendas, mediante construcciones seguras o inseguras, capaces de resistir los embates de esta amenaza, convertida en un evento irreversible.

El análisis del cuento permite determinar el Riesgo potencial, el cual es definido como la relación entre la amenaza y la vulnerabilidad.

Al lobo feroz se lo prescribe como una amenaza alta, si lo relacionamos con la alta vulnerabilidad
de la casa de paja; consecuentemente su determinación es de riesgo alto.

Si lo comparamos con la mediana vulnerabilidad de la casa de madera, obtenemos un riesgo
medio y ante la poca vulnerabilidad de la casa de ladrillos, el riesgo se determina como bajo.
Reproduciendo la propaganda televisiva: para una construcción segura son necesarios; buenos
planos, hechos por Ingenieros; buenos especialistas, es decir mano de obra calificada y buenos materiales, de marca registrada, con los estándares mínimos de calidad y confiabilidad.

De la lectura del cuento de los Tres cerditos, podemos colegir que la población vulnerable está conformada por ellos, como población y su entorno urbanístico, con sus viviendas y sus caminos.

Es bueno señalar que los tres cerditos, desde un primer instante estaban consciente de la
existencia de una amenaza y para enfrentar su ocurrencia, se prepararon con anticipación y
diligentemente; pero obviamente, no con los mismos parámetros.

Adecuaron sus casas con los recursos que contaban y la experiencia constructiva de los actores.

En la actualidad contamos con profesionales competentes y la dirección de las áreas de
ingeniería y urbanismo de las municipalidades.
Planearon y memorizaron las rutas de evacuación, puntos de encuentro y de refugio seguro; lo que hoy llamamos “Defensa Civil, tarea de todos”.

El final del cuento está referido a la protección y seguridad de las viviendas y edificaciones, frente al lobo feroz, convertido en un delincuente, que ingresa a la propiedad, sin autorización alguna.

El mensaje de este cuento; desde el punto de vista de la Ingeniería y la seguridad constructiva,
es “más vale prevenir que lamentar” y que “invertir en seguridad es más rentable, que gastar en arreglar lo destruido o malogrado”.

La pregunta del momento: Son suficientes las acciones de prevención y protección que estamos realizando ante la eventualidad de un fenómeno de gran magnitud, como un sismo grado 9 en Lima, un Niño severo en el norte peruano, las inundaciones en la selva, los fríajes en la sierra sur, la minería ilegal y el narco terrorismo en las tres regiones del Perú.

Es pertinente señalar, que los organismos de Defensa Civil deberían privilegiar la participación
masiva de la ciudadanía en acciones previas a estos eventos y concentrarse en la preparación
de los ciudadanos para una respuesta responsable, serena y solidaria.

Es también responsabilidad de las municipalidades y de los organismos relacionados con las construcciones y edificaciones urbanísticas; el manejo de las licencias de construcción y el combate a la autoconstrucción, como medida de reducción de la vulnerabilidad.

Es decir, priorizar la gestión de riesgos.
Sucede que, lamentable y casi exclusivamente los organismos gubernamentales, solo se
dedican a administrar las emergencias y los desastres. En cristiano, cuando ya pasó. Para revertir este déficit; tiene que combinarse, con honestidad y transparencia, las políticas
públicas y privadas de planificación estratégica, los métodos de enseñanza y de convencimiento
para estructurar un sólido planteamiento que resguarde las vidas y las inversiones realizadas en nuestro país.

Finalmente y luego de tanto análisis, comparaciones, elucubraciones filosóficas y observaciones técnicas del cuento de los Tres cerditos; no sabemos si el autor o autores, nos dejaron un encriptado mensaje por y para descifrar.

Y pensar Los tres cerditos, Los tres chanchitos o Los tres cochinitos es una fábula con personajes
animales personificados, cuyas primeras ediciones datan del siglo XVIII, pero como tradición oral, probablemente sea mucho más antigua.

El cuento ganó significación en el folclore universal, gracias a la versión de dibujos animados, Los tres cerditos, hecha por Walt Disney en 1933 y que veían mis hijos por la televisión.

Otra versión muy popular de dibujos animados es Looney Tunes, donde los cerditos son músicos y sobreviven al refugiarse en la casa del tercer cerdito.

Y pensar también, que los cajamarquinos Cuentos del Lino tienen mínimo, un par de centurias de tradición oral.

Ing. Fransiles Gallardo
Docente de Programación y Administración de Obra.
IESTP Capeco

Categoría: Seguridad

Compartir

Digg Delicious

Comentarios

    Sin comentarios

Agregar comentario




 


© 2018 Capeco Todos los derechos reservados. Términos y Condiciones
made by epictrim