14-09-2020

Sector Construcción se contrajo 42% el primer semestre, revela IEC de CAPECO

Lima (Agosto 2020). – Una caída de 42% registró el sector construcción durante el primer semestre del 2020, revela el último reporte del Informe Económico de la Construcción (IEC), elaborado por CAPECO.

El informe señala que el nivel de operaciones de las empresas se redujo en casi 40% el tercer bimestre del año, y las empresas constructoras consultadas en la encuesta del IEC prevén una caída de poco más del 26% en el nivel de operaciones durante el año; expectativa menos pesimista que los resultados previstos por otras consultoras, que oscilan entre 36% y 40% la baja del PBI sectorial.

Si bien los empresarios de la construcción consideran que lo peor de la crisis ya habría pasado, los resultados del primer semestre dificultan la reactivación del sector en lo que resta del año, y reafirma que el 2020 será uno sumamente complicado para la construcción.

Estos resultados coinciden con las cifras del INEI respecto al PBI de construcción en ese periodo, que considera una caída de 42%, por una disminución de 40% en el consumo de cemento y de 53% en la obra pública. Mientras, CAPECO estima una retracción de la producción sectorial en julio de alrededor del 25%, con una caída de 14% en el consumo de cemento y de 60% en el avance de obra pública.

Pese a esta mejora en los indicadores, en lo que queda del año, se requiere un incremento de la producción sectorial de 88% respecto al primer semestre, para alcanzar el PBI de la construcción estimado por el BCR y las empresas constructoras para el 2020, un escenario muy complicado para la construcción, producto de la caída de la inversión, tanto pública como privada.
Sector Inmobiliario

El panorama no es muy distinto en el sector inmobiliario y la inversión en vivienda. CAPECO estima que la venta de unidades de vivienda en Lima Metropolitana se habría incrementado 19% en julio respecto al mes anterior, sumando un trimestre de crecimiento consecutivo. Sin embargo, este volumen de ventas es todavía 31% inferior al obtenido en igual mes del 2019. Las ventas en el interior del país se verían aún más afectadas por la continuación de la cuarentena en seis regiones y 36 provincias de otras siete regiones.

Por su parte, los empresarios del sector encuestados señalan que la venta de unidades de vivienda disminuiría en poco más de 23% el 2020, y en el segmento de vivienda social estiman que se alcanzaría una venta de 18 mil unidades este año pero, según CAPECO, la persistencia de barreras para la consolidar la oferta y la insuficiencia de medidas para estimular la demanda, puede reducir notablemente la dinámica de este segmento del mercado, llevando la meta a unas 10 mil 600 unidades para este año, poco menos de la mitad de la alcanzada en el 2019.

Problemas de la Inversión Pública
Una retracción de casi 32% estiman los empresarios de la construcción encuestados para el informe, debido a la lentitud en la ejecución de las obras públicas. En este punto, el BCR considera que la inversión pública se retraerá 8,5% el 2020, mientras que Macroconsult y Apoyo estiman un retroceso de entre 20% y 23%.

Para cumplir con la estimación del BCR, en el segundo semestre la inversión pública debe incrementarse en 344% respecto a la de los primeros seis meses del año y 16% en relación con igual periodo del 2019.

Medidas Urgentes y Mediano Plazo

Si bien el Gobierno adoptó medidas para afrontar esta crisis, se necesita un esfuerzo mayor para evitar una caída abrupta al final del año. CAPECO propone la implementación de siete medidas urgentes:

1. Un programa estatal de financiamiento para otorgar créditos puente dirigidos a promotores inmobiliarios que trabajan en el segmento de vivienda social, con una inversión de 600 millones de soles en los próximos dos años.
2. Disponer el incremento temporal del monto del Bono del Buen Pagador (BBP) de los Créditos Mivivienda y del Bono Familiar Habitacional del Programa Techo Propio.
3. Solución a la paralización de 45 proyectos habitacionales Techo Propio por el proceso de suspensión de liquidación de Financiera TFC.
4. Evitar que las municipalidades restrinjan el reinicio de obras de construcción o impidan el otorgamiento de licencias de habilitación.
5. Establecer un mecanismo efectivo para culminar los procesos de negociación entre entidades contratantes y contratistas para aprobar la ampliación de plazos y presupuestos.
6. Modificar el procedimiento de contratación de los servicios del programa Arranca Perú para contribuir a una selección más adecuada de contratistas y a una ejecución más oportuna y barata, así como infraestructuras de mejor calidad.
7. Establecer, a través de COFIDE, el mecanismo de fideicomiso para toda la gestión de las obras públicas, en particular las de mayor complejidad y costo.

De igual forma, para asegurar el fortalecimiento de la construcción en el mediano plazo es necesaria la modernización del sector, lo que requiere:

• La transformación del modelo de gestión y contratación de infraestructuras y edificaciones públicas.
• La optimización de los instrumentos de planificación territorial y sectorial.
• El desarrollo urbano y la gestión de suelo formales.
• El fortalecimiento de los programas de financiamiento de vivienda social y de mejoramiento de centros poblados urbanos y rurales.
• El incremento de los recursos municipales, especialmente a partir de la mejora en la recaudación del impuesto predial.
• La innovación y la investigación en el sector construcción.
• Una relación más transparente e institucionalizada entre el sector público y privado para la implementación y actualización de políticas públicas de vivienda, infraestructura, equipamiento y desarrollo territorial.

Puede visualizar el informe completo haciendo click aquí